La paridad del ser

A menudo me encuentro leyes absurdas que, aún siendo malas, se las puede buscar un cierto sentido, pero la que no puedo soportar es, la famosa ley de paridad. No defiendo la discriminación de las mujeres, en aquellos puestos, que ejerciendo la misma labor que un hombre, la mujer se vea relegada a un segundo escalafón en méritos, tanto laboral como económico, pero lo que me saca de mis casillas, y por eso si que no paso, es que se obligue a igualar el número de hombres y mujeres en un puesto por una ley.

Aplicar esa ley, para mi forma de pensar, minusvalora a las mujeres, por creer que ella no es capaz de llegar a ese puesto por si misma.

Defender esa ley, es decir a la sociedad, que si llegan a un puesto de responsabilidad, no es por méritos, sino por que juegan con ventaja, y eso desde aquí digo lo que a mí, personalmente me repatea el estomago, porque si algo tengo claro es, que en iguales puestos, la mujer, es más competitiva y capaz  que el hombre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s